Este jueves, se efectuará la segunda reunión del equipo técnico que trabaja en La Moneda para sacar adelante la reforma de pensiones anunciada por el presidente Sebastián Piñera. La instancia contará con la presencia de los ministros del Trabajo y Hacienda -Nicolás Monckeberg y Felipe Larraín- y del actual asesor de la presidencia en esta materia, Augusto Iglesias.

En la ocasión esperan definirse los temas que serán considerados en la reforma previsional y aquellos que quedarán fuera. Entre los primeros han tomado fuerza: los incentivos a quienes coticen después de la edad legal, que permitirán a esa persona retirar cierto monto en efectivo cuando se jubile; el reajuste extraordinario a la pensión básica solidaria y la gradualidad de la cotización de independientes, quienes deberían empezar a cotizar a partir de este año.

Al día de hoy, los inmigrantes están obligados a cotizar desde el momento en que ingresan al sistema laboral chileno, contando con una cuenta de capitalización individual. Sin embargo, cuando dejan el país no pueden retirar su dinero ni hacer traspaso de fondos entre países.

Si se van de manera definitiva, tienen que esperar a cumplir su edad de jubilación y volver a Chile personalmente a hacer los trámites para cobrar su pensión, si no la retiran, el dinero sigue en manos de la AFP, a nombre de la persona en cuestión, a la espera de que lo retire, tal como indicó El Mercurio.

Francisco Murillo, el CEO de Sura Asset Management, dijo al citado medio que, es necesario abordar la portabilidad de fondos entre países, lo cual -a su opinión- no es un tema tan complejo, en especial con países como Colombia, México y Perú, que comparten el sistema de AFPs.

Proyecto de ley

El nuevo ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, anunció que se estudia elaborar un proyecto de Ley que, de ser aprobado, permitiría a todos los inmigrantes que trabajen con contrato formal en Chile retirar sus ahorros de AFP si llegan a abandonar el país.

Los beneficiados, específicamente, serán aquellos ciudadanos que en su nación de origen no cuenten con un “convenio de seguridad social”, todo en el marco de las reformas al sistema de pensiones que llevará adelante el gobierno del presidente Sebastián Piñera.

Por su parte, el también nuevo subsecretario de la cartera, Fernando Arab, calificó que los montos acumulados por este tipo de trabajadores son un millonario “fondo de rezago”, indicó en conversación con El Mercurio.

Monckeberg realizó el anuncio durante la jornada del martes, misma jornada en la que sustanció su primera reunión de trabajo con gremios del sector, como la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC).

El secretario de Estado, además, recibió a representantes del Servicio Jesuíta de Migrantes.