Santiago. En un esfuerzo para ayudar a los exportadores chilenos que se han visto seriamente perjudicados por la fortaleza del peso, el gobierno buscará diversas medidas destinadas a aumentar la competitividad de las exportaciones nacionales, dijo este martes el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

El peso ha alcanzado niveles cercanos a máximos de 29 meses frente al dólar, lo que ha llevado a los exportadores, particularmente del sector agrícola, a exigir que el gobierno intervenga en el mercado cambiario dado que la apreciación de la moneda local reduce la competitividad de sus productos.

Recientemente, el gobierno anunció planes destinados a reducir la burocracia para los exportadores, que ahora deberán lidiar con sólo una agencia en vez de 19, lo que reduce el número de formularios a llenar y los pasos necesarios para exportar sus productos. La medida busca impulsar las exportaciones en hasta US$6.000 millones.

"Esta es una medida no cambiaria que mejora la competitividad [de los exportadores]", dijo Larraín, quien añadió que es necesario usar tanto medidas cambiarias como no cambiarias "que mejoran la competitividad del sector exportador.

"Aquí no hay balas de plata, no hay una sola medida que solucione todos los problemas", señaló, en el marco de una conferencia de la Sociedad de Fomento Fabril, (Sofofa).

Larraín también aludió a China y la amplia debilidad del dólar y explicó que la capacidad de Chile de responder a la fortaleza del peso está limitada por "factores externos".

El peso cerró en 491,30 por dólar, lo que se compara con el cierre de este lunes en 486,20 por dólar. La moneda se negoció en una banda de 488,65 a 492,50 pesos por dólar.