Santiago. El ministro chileno de Hacienda, Alberto Arenas, dijo este martes que el pronóstico del Fondo Monetario Internacional (FMI) coincide con la proyección de crecimiento económico de las autoridades locales para 2015.

El FMI mantuvo su proyección de crecimiento económico para Chile de 4,1% el próximo año, tal como lo publicó en el informe "World Economic Outlook" (WEO) de abril pasado.

El organismo multilateral recortó, sin embargo, su previsión de crecimiento económico en Chile para 2014, de 3,6 a 3,2%, tras realizar su revisión anual que está contenida en la Consulta del Artículo IV 2014.

El gobierno de Chile coincide con la proyección "no solamente en el rendimiento del año 2014, sino también lo que proyecta el Fondo Monetario Internacional para 2015. En ese año la economía chilena estaría creciendo 4,1%", dijo Arenas a periodistas.

Chile atraviesa un proceso de desaceleración económica que se ha traducido en sucesivas correcciones a las expectativas de crecimiento, desde un inicial 5% en diciembre de 2013, a 3,2 a comienzos de julio de este año.

El titular de Hacienda enfatizó en la importancia de hacer los esfuerzos para dinamizar la economía y alcanzar una dinámica de crecimiento en Chile, la cual admitió "ha estado estancada".

El secretario de Estado destacó las reformas estructurales en educación y tributaria planteadas por el gobierno de la presidenta chilena Michelle Bachelet, quien asumió en marzo pasado.

Bachelet impulsa una reforma tributaria que supone un alza de impuestos a las utilidades de las empresas de 20 a 27% para financiar la reforma a la educación, que a su vez plantea la gratuidad en el sistema universitario, el fortalecimiento de la educación pública y el fin de los subsidios estatales a la educación privada con fines de lucro.

El FMI destacó que "Chile se enfrenta a un entorno macroeconómico desafiante tras varios años de un fuerte desempeño económico, con la inversión debilitada y con una desaceleración marcada en el crecimiento económico, el cual se ubica ligeramente por debajo de su nivel potencial, influenciado principalmente por el precio del cobre".