El ministro de Hacienda chileno, Alberto Arenas, sostuvo que la débil cifra de crecimiento del 0,3 % interanual de agosto pasado no cambia la proyección de que la economía chilena se expandirá en torno a un 2,0 % este año.

"Las proyecciones de crecimiento de la gran mayoría de los agentes en el mercado con esta cifra, conocidos los datos de los primeros ocho meses del año, es que Chile va a estar creciendo en torno a 2 % durante el año 2014 y esto no cambia con respecto de lo que se había estado estimando con anterioridad", afirmó Arenas.

"También esas mismas proyecciones de la gran mayoría dicen que el 2015 va a ser mejor que el 2014. Y aquí justamente el llamado es hacer todo en todas las dimensiones para dinamizar nuestra economía", agregó.

La economía chilena enfrenta una fase de desaceleración y en los primeros ocho meses del año acumuló un crecimiento de solo 1,8 % interanual.

La cifra estuvo por debajo de las expectativas del mercado que apuntaban a un crecimiento entre 0,5 % y 1,0 %.

El crecimiento de agosto es el más bajo desde marzo de 2010, cuando creció 0,2 %, afectado por el terremoto que devastó varias regiones del país el 27 de febrero de ese año.

No obstante, el ministro de Hacienda sostuvo que las cifras de septiembre deberían mostrar un repunte.

"Todas las estimaciones que hay en el año 2014 hablan justamente de que vamos a enfrentar mejores cifras a partir de septiembre y en especial a fines de año", apuntó.

Precisó que esas previsiones son conocidas desde el último Informe de Política Monetaria (Ipom) del Banco Central de mediados de año y que coinciden con las de los analistas de mercado.

Agregó que este martes cuando se dé a conocer el estado de la Hacienda Pública se verá confirmado ese mismo escenario.

Para 2015, el Gobierno ha proyectado un crecimiento en torno a 3,6 % fuertemente apuntalado por un aumento del gasto público de 9,8 %.