Santiago. El gobierno de Chile enviará este jueves al congreso un proyecto de ley que permita apresurar la entrada en vigencia del Sistema de Protección ante Variaciones de Precios de Combustibles (Sipco), para proteger a los consumidores y a las pequeñas y medianas empresas frente a las alzas significativas en los precios de estos.

Esta medida apunta a “proteger mejor a reducir o evitar alzas y traer una ayuda y un alivio a nuestros consumidores y pequeñas y medianas empresas, frente a los aumentos en los precios, especialmente de la gasolina y el diésel”, indicó el presidente de Chile, Sebastián Piñera.

El mandatario agregó que la propuesta tiene carácter de urgencia y espera que el Parlamento la apruebe lo más pronto posible.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, dijo a La Segunda que "lo que estamos haciendo es adelantar el período de entrada en plena vigencia del Sipco para evitar o disminuir alzas bruscas que puedan ocurrir la próxima semana y poder actuar en el corto plazo".

El sistema de Protección de Precios de Combustibles (Sipco), que funciona como regulador, fue aprobado por el Congreso en enero de este año y remplaza al antiguo Fondo de estabilización del Precio de los Combustibles (Fepco) que rigió hasta el 30 de junio de 2010, y al Fondo de estabilización del Petróleo que estuvo vigente en los últimos seis meses de ese mismo año.

Larraín espera que el mecanismo ya esté operando la semana del 14 de marzo.

Mecánica. Este nuevo mecanismo opera cuando se disparan los precios del petróleo a nivel internacional, de manera que bajen los valores de los combustibles en Chile, y hace exactamente lo contrario cuando los precios a nivel internacional disminuyen.

El Sipco establece una banda amplia de 12,5% por arriba del precio de paridad del petróleo en Chile y 12,5% por debajo de ese nivel, que fija semanalmente el ministerio de Energía y la Comisión Nacional de Energía.