Como "lamentable" calificó el ministro de Hacienda chileno, Felipe Larraín, el fin del tratado de doble tributación con Argentina, decidido de forma unilateral por Buenos Aires.

El jefe de las finanzas públicas dijo que la decisión del gobierno de Cristina Fernández es "un paso atrás para la integración", aunque apostó a conseguir un acercamiento.

"Mantenemos la posibilidad y esperamos que haya un espacio para continuar las negociaciones y acordar un nuevo tratado de protección de inversiones, porque es un elemento muy importante para la integración de los países", dijo.

El secretario de Estado explicó además que si bien el tratado es desahuciado en junio, seguirá rigiendo hasta el 1 de enero próximo.

Dichos del embajador. Larraín además aludió a los comentarios del embajador chileno en Buenos Aires, Adolfo Zaldívar, quien aseguró que el tema en todo momento fue manejado por Hacienda, y que él no fue informado de las tratativas.

El ministro dijo que en las 5 rondas de negociaciones con Buenos Aires el trabajo chileno fue en conjunto entre Cancillería y Hacienda, y se incluyó a personal de la embajada en el país vecino cuando estas reuniones se concretaron en suelo trasandino.

Lea además en La Nación.cl: Canciller lamentó fin del tratado de doble tributación con Argentina