El gobierno chileno lanzó la tarde de este lunes un plan de recuperación de la economía tras divulgarse el fuerte retroceso registrado en octubre impactado por las protestas sociales que han sacudido el país en las últimas seis semanas, dijo el ministro de Hacienda, Ignacio Briones.

El plan de reactivación, y que también busca protección del empleo, incluye recursos por unos US$5.500 millones, de los que unos US$2.400 millones se destinarán a infraestructura.

El jefe de las finanzas corrigió además la estimación de crecimiento del PIB para este año al 1,4%, mientras que para 2020 espera un rango de entre 1,0-1,5%.

En paralelo, se anunció que el Estado comenzará a pagar más rápido a sus proveedores, quienes son principalmente pymes.

Entre otras cosas, el secretario de Estado aseguró que con esta batería de medidas se crearán unos 100 mil nuevos empleos en 2020.

“Por eso, a la agenda social en la que como Gobierno hemos logrado avanzar a través de acuerdos en el Congreso, se suma hoy una nueva prioridad social con sentido de urgencia: proteger el empleo”, indicó el jefe de la billetera fiscal en un punto de prensa que tuvo lugar en La Moneda.

“Esta agenda que hoy anunciamos, considera medidas por US$5.500 millones. Este total se distribuye en un mayor gasto público en 2020 por US$3.025 millones, medidas de apoyo a las Mipymes por US$1.950 millones y otras iniciativas por US$525 millones”, detalló también el ministro Briones.

Con información de Biobiochile.cl