Santiago, Xinhua. El gobierno del presidente de Chile, Sebastián Piñera, prepara el envío al Congreso del presupuesto 2013, una iniciativa que debe presentarse antes del 30 de septiembre y que anticipó hoy el ministro de la presidencia, Cristian Larroulet, tendrá "énfasis social" con acento en la educación.

Poco antes de reunirse con su colega de Hacienda, Felipe Larraín, para definir aspectos de la presentación del presupuesto 2013, Larroulet declaró que la discusión del plan presupuestal del año próximo será un "proceso de conversación y diálogo y lo vamos a hacer fundamentalmente con todos los partidos políticos".

Añadió que la propuesta tendrá un "énfasis social, especialmente en educación, que es un pilar fundamental para que el país progrese y haya un país equitativo".

Según la propuesta presupuestal, el sector educativo considerado crítico para el desarrollo del país absorbería recursos por US$12.000 millones.

Larroulet dijo que el sector educativo deberá asegurar la cobertura del 60% de los sectores más vulnerables en los niveles pre-básico y básico.

Un segundo propósito consiste igualmente en mejorar la equidad en el acceso a la educación.

"Nosotros vamos a terminar entregándole al nuevo gobierno 400.000 becas en educación superior", dijo el funcionario y expresó su confianza en que "sea una tramitación más expedita que años anteriores".

El senador opositor y presidente del Partido por la Democracia (PPD), Jaime Quintana, rechazó sin embargo los emplazamientos a acelerar la discusión del presupuesto del país para el año próximo.

"No está escrito en ninguna parte que tiene que haber una pelea o una pugna en la discusión por el presupuesto", dijo Quintana, quien negó que los partidos de oposición o presidentes de éstos estén movidos por el debate o la discusión.

De hecho, Quintana aclaró que les parece indicado aumentar 5 por ciento el presupuesto para gasto social "porque va en los márgenes del crecimiento del producto y son cifras que no pueden ir muy desacopladas el crecimiento del producto con la expansión del gasto".

Consideró además que "el tema de la educación va a ser central y también las políticas sociales en su conjunto. Acá tenemos que mirar cómo se combina esto".

Planteó que "es importante que el gobierno, si va a entregar más recursos para becas y créditos, que van siempre un peso a lo público y otro a lo privado, tiene que avanzar en el tema de la acreditación, de la rebaja de aranceles, del fin al lucro, que no es nada del otro mundo", dijo el senador.