Santiago. El presidente chileno, Sebastián Piñera, aseguró este viernes que la economía local tendrá la capacidad de crecer entre 4% y 5% durante 2010, a pesar de los estratos provocados por el terremoto del pasado 27de febrero.

"Si bien el año pasado la economía chilena redujo su nivel de actividad en 1,5%, este año vamos a recuperar un crecimiento fuerte y sólido", enfatizó el mandatario, durante un acto con el que conmemoró sus primeros 100 días de gestión.

Según Piñera, "este año vamos a crecer entre 4% y 5%”, con lo que el país podrá acercarse a la meta de 6% de expansión económica establecida en su programa de gobierno de cuatro años, que finalizan en marzo de 2014.

"(El compromiso) de recuperar la capacidad de crecer y crear empleo en Chile está en plena marcha y las metas son absolutamente factibles”, destacó el mandatario, precisando que este año superará la meta de crear 200 mil empleos.

Las declaraciones del mandatario se producen días después de que el banco central redujera sus proyecciones de crecimiento del producto interno bruto para el año al 4%-5% respecto de la estimación anterior del 4,25%-5,25%.

La menor proyección de crecimiento se debe a la menor expansión del primer trimestre derivada del terremoto de febrero.

El desastre natural causó daños estimados en cerca de US$30.000 millones y la interrupción de la recuperación del país de su peor recesión en más de una década.

Robusta expansión en segundo semestre.  En tanto, el ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, estimó que el PIB chileno probablemente crecerá 6% interanual en el segundo semestre del año.

Fontaine señaló que la continua recuperación del país de los daños causados por el terremoto es una señal de una creciente actividad económica.

El ministro dijo que el terremoto "obviamente dañó lo que era un proceso de recuperación que estaba iniciándose", pero que "la economía nacional está levantándose, tomando velocidad".

El funcionario también reconoció ciertos riesgos financieros provenientes de Europa, pero confía en la capacidad de Chile de resistir las tensiones financieras en la zona del euro.

"Hay un riesgo, efectivamente en Europa, pero es un riesgo que está acotado porque hay buenos resultados en Asia y resultados mejor que los esperados en Estados Unidos", y hay buenos precios para las exportaciones y favorables condiciones financieras para Chile, dijo Fontaine.

Con información de Dow Jones Newswires