El gobierno chileno recortó el lunes su cálculo de crecimiento de la economía a un 1,75% para este año, presionado por los menores ingresos de los envíos del cobre y una mayor debilidad de la actividad doméstica.

Ante una comisión parlamentaria, el director de Presupuestos, Sergio Granados, informó la reducción en 1,0 punto porcentual de la estimación de crecimiento del Producto Interno Bruto del 2016 desde un pronóstico previo de un alza del 2,75%.

El funcionario indicó, además, que la demanda interna crecería un 1,4% este año, menos que el 2% estimado anteriormente.

Mientras, la inflación anual alcanzaría un nivel del 3,5%, desde el cálculo previo del 3,2%.

Para el precio del cobre, del que Chile es el mayor productor mundial, dijo que el valor promedio se ubicará en US$2,15 la libra este año, desde el US$2,50 proyectado previamente.

En tanto, el tipo de cambio promediaría 690 pesos por dólar.