Pekín. China necesita hacer esfuerzos agresivos para perfeccionar sus políticas económicas con el fin de apoyar a un sector que aún enfrenta presiones a la baja, dijo este domingo el primer ministro Wen Jiabao, sugiriendo que Pekín tomará más medidas para combatir la desaceleración del crecimiento.

Las declaraciones de Wen llegan días después de que el Banco Central de China recortara sus tasas de interés por segunda vez en el mes, con Pekín desesperado por impulsar una economía que podría haber visto su peor ritmo de crecimiento desde la crisis financiera durante el trimestre de abril a junio.

"La actual situación económica de China es estable en general, pero todavía enfrenta una presión a la baja relativamente grande. Deberíamos aumentar la fuerza de la política de ajuste", dijo Wen citado por la agencia oficial de noticias Xinhua, durante un viaje a la provincia oriental de Jiangsu.

"China debería mantener su política fiscal proactiva, enfocándose particularmente en mejorar las políticas de recorte tributario estructural, y a la vez seguir implementando una política monetaria prudente para establecer efectivamente la contradicción estructural entre la oferta y la demanda de crédito", dijo Wen.

La ronda previa de la política de ajustes de China empieza a entrar en efecto y el ritmo de crecimiento está en línea con la meta oficial de 2012, dijo Wen.

En marzo, Wen rebajó la meta de crecimiento de 2012 a 7,5%, que sería la más baja desde 1990.

Wen dijo que el gobierno también debería implementar las políticas existentes enfocadas en apoyar el consumo interno, y sostuvo que también es necesario diversificar los canales de exportación.

El primer ministro chino agregó que estabilizar el crecimiento económico no es una medida a corto plazo y que se requiere una preparación a largo plazo para manejar el impacto de la crisis financiera global.

China ya introdujo nuevas medidas para apoyar la economía, que van desde inversiones en infraestructuras, entrega de subsidios al consumo en algunos sectores familiares y reformas financieras.