Pekín. China dió marcha atrás en los incrementos de las exigencias de reservas a varios bancos al considerar que fueron más prudentes a la hora de conceder préstamos en febrero, dijeron dos fuentes a Reuters este martes.

Las fuentes, conocedoras del proceso, no precisaron el nombre de las entidades.

Los cambios forman parte, según las fuentes, del sistema "dinámico diferenciado de ratio de reservas exigidas" de China.

"Si el ritmo de préstamos es razonable e indicadores como el ratio de adecuación de capital son normales, es lógico bajar el ratio de reservas exigidas", dijo una fuente a Reuters.

La agencia oficial Xinhua publicó en febrero que el Banco Popular de China había impuesto alzas punitivas de las reservas a más de 40 bancos este año para moderar la fuerte concesión de créditos.