Bogotá. El ministro colombiano de Hacienda, Mauricio Cárdenas, informó este martes que el banco emisor de su país continuará comprando US$500 millones mensuales en el mercado local para estabilizar el precio de la moneda estadounidense frente al peso colombiano, que el año pasado se apreció 9%.

Cárdenas recordó que el Banco de la República (emisor) ha comprado desde octubre pasado, y lo hará hasta marzo próximo, unos US$500 millones mensuales para un promedio trimestral de unos 3.000 millones, con el fin de estabilizar el tipo de cambio del peso frente al dólar.

"Este año seguiremos con la misma política de no endeudarnos en el exterior para financiar el déficit fiscal", dijo el ministro.

"Toda la deuda externa que estemos contratando este año será simplemente para pagar los intereses y las amortizaciones de las obligaciones que ya tenemos afuera", acotó.

"No traeremos dólares en ese sentido. De manera que esas son las estrategias", afirmó.

Según el ministro, no le gustaría utilizar "otra clase de instrumentos" para frenar la  revaluación del peso colombiano frente al dólar, por lo que puede "distorsionar la economía y frenar la inversión extranjera".

El funcionario confió en que, con las medidas que adoptó el Banco de la República, el precio de la moneda estadounidense suba un poco más y se estabilice en 1.800 pesos por cada dólar.

Cárdenas afirmó que la revaluación actual del peso frente al dólar es transitoria y pronto volverá a su cotización promedio de los últimos seis meses, de 1.800 pesos por unidad de la moneda estadounidense.

Algunos medios locales afirmaron que el peso colombiano es una de las monedas más revaluadas del mundo.