Con el propósito de modernizar el Código Sustantivo del Trabajo para ponerlo a tono con la inserción de la economía colombiana en el contexto internacional, el gobierno se propone adelantar conversaciones con los representantes gremiales de la producción y la dirigencia sindical.

Precisa el documento del gobierno que en principio se propondrá la eliminación de trámites y procedimientos innecesarios y se tomará como principio la garantía de la movilidad y protección en el mercado de trabajo.

Con la ley 50 de 1990 se introducen reformas al Código Sustantivo del Trabajo y se dictaron disposiciones frente a las relaciones laborales y la seguridad social.

Un funcionario del gobierno explicó que en el Plan Nacional de Desarrollo que la administración del Presidente Santos presentó a consideración del Congreso, se contempla que “a través del diálogo con los gremios empresariales y las organizaciones de trabajadores, el Ministerio de la Protección Social impulsará la modernización de Código Sustantivo del Trabajo”, buscando estar en línea con la modernización de la economía colombiana para ponerla a tono con las exigencia que significan la inserción en los mercado internacionales.

Dice el informe que dentro de la propuesta “se propiciará la incorporación de los avances de la jurisprudencia nacional sobre relaciones y derechos laborales, los convenios internacionales del trabajo, y la protección de las condiciones de trabajo”.

La iniciativa tiene que ir en la dirección del artículo 53 de la Constitución Política de Colombia, “tanto la estructura de contratación del país como el Código Sustantivo del Trabajo”, que serán “regulados por el Estatuto del Trabajo”.

Con la aprobación de la ley 50 de 1990 se permitió la creación de los fondos de cesantías para administrar ese beneficio de los trabajadores, accediendo al mercado de valores lo que provocó la presencia de nuevos jugadores en el sistema financiero colombiano.

En 1990 los cambios introducidos al Código Sustantivo del Trabajo permitieron el establecimiento de contratos a término fijo y empleo temporal, lo mismo que una variedad de subcontratación, que a juicio de algunos analistas significó un desmejora para los trabajadores.

En esa misma época nació el salario integral para los sueldos superiores a 10 asignaciones mensuales legales vigentes.