A pocas horas de que inicie en el Congreso de la República la discusión de la cuestionada reforma tributaria –que busca cubrir un hueco fiscal de $12,5 billones (US$5.900M) del presupuesto para 2015– el propio presidente Juan Manuel Santos anunció una nueva reforma en menos de 12 meses.

Así lo reveló a Blu Radio el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, quien confirmó que este martes en la noche los empresarios se reunieron con el primer mandatario para discutir el tema y recibieron la noticia.

“Hubo buenas noticias como la decisión del presidente Juan Manuel Santos de hacer una reforma tributaria el año entrante, una reforma estructural tal y como la hemos solicitado nosotros”, explicó el presidente de la Andi.

Contrario a lo que pareciera, Mac Master y los empresarios recibieron con beneplácito la ‘promesa’ del presidente Santos, por cuanto el sector industrial, así como los académicos y los inversionistas, vienen reclamando desde hace tiempo un estatuto tributario sencillo y de largo plazo, que cambie la estructura impositiva en el país.

“El argumento ha sido justamente de los gremios que así lo han solicitado, hemos dicho que tenemos dos tipos de afanes, el afán de asegurar la financiación para el año 2015 y la decisión estructural del largo plazo, algo que no nos había sido concedido hasta ahora”, agregó el líder gremial.

En Colombia, desde hace 20 años los gobiernos presentan en promedio, cada 18 meses proyectos encaminados a solucionar problemas financieros de corto plazo a través de la modificación de impuestos, pero durante este tiempo no se ha logrado establecer una base sólida que sea equitativa y progresiva, esto es poner a pagar más impuestos a los más ricos y menos impuestos a los más pobres.

En 2012 el congreso le aprobó a la administración Santos un paquete tributario. Este año, ante el descuadre de las cuentas fiscales para 2015 –en buena parte por el desplome de los precios del petróleo– el Gobierno se vio obligado a presentar un nuevo proyecto que busca cubrir un faltante de $12,5 billones.

Ante esta situación, desde todos los sectores se ha hecho un llamado al Gobierno para que se haga una reforma estructural, es decir que permanezca a través del tiempo sin modificaciones cada año y medio, y con tarifas impositivas que no se estén modificado por necesidades financieras de corto plazo.

Esa parece ser la promesa que le hizo el presidente Juan Manuel Santos a los empresarios en el Palacio de Nariño.