El gobierno de Colombia anunció que avanza en la estructuración de un paquete de medidas encaminado a contrarrestar una eventual demora en la aprobación de la extensión de las preferencias arancelarias del Atpdea por parte del Congreso de los Estados Unidos.

El anuncio fue hecho por el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, al indicar que el gobierno confía en que la presente semana el legislativo estadounidense apruebe la extensión de las preferencias, pero simultáneamente avanza en el diseño de medidas que permitan a los exportadores mitigar el encarecimiento de la venta de sus productos en ese mercado, que es el primer destino comercial del país.

El comunicado de prensa indica que Díaz-Granados informó que las medidas están en proceso de diseño, pero podrían comprender créditos blandos por parte de Bancóldex, que darían liquidez a los exportadores para cumplir con el pago de los respectivos aranceles, mientras son aprobadas las preferencias.

Anotó que el gobierno espera que si se produce un 'bache' en la aplicación de las preferencias, éste sea cubierto con una retroactividad de las mismas, como ha sido tradicional, que pueda beneficiar a todo el sector exportador.

El funcionario dijo que se estudian medidas adicionales para contribuir a que las empresas ganen competitividad y puedan ingresar no solo al mercado de Estados Unidos, sino a los demás mercados que se están abriendo con la negociación de nuevos acuerdos comerciales.

El ministro hizo el anuncio antes de viajar a Venezuela, donde junto con la Canciller María Ángela Holguín cumplirá una agenda centrada en la definición del marco de relacionamiento comercial entre los dos países, el pago de la deuda a los exportadores colombianos, y el mecanismo para que el comercio fronterizo fluya rápidamente, precisa el informe de prensa.