El ministro de la presidencia de Bolivia, Oscar Coca, convocó este jueves la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) a una reunión para las 14.00 en el ministerio de Trabajo para debatir sobre el incremento salarial.

Coca, en conferencia de prensa, no quiso adelantar más detalles sobre el encuentro, pero enfatizó en que el aumento de los salarios es el único punto de las demandas de la COB que queda pendiente por resolver.

Aseguró que el secretario Ejecutivo de la COB, Pedro Montes, aceptó la reunión con los ministros. En el encuentro, no estará el presidente Evo Morales, quien se encuentra en Tarija por las efemérides cívicas.

Este lunes, el presidente, Evo Morales, y ministros firmaron un documento de ocho puntos atendiendo las demandas cobistas. En el texto, sin embargo, se reiteró la decisión gubernamental de mantener el incremento salarial del 10% y rechazar el pedido del aumento del 15% indicando que esto afectaría al tesoro general de la Nación.

"Estamos planteando que el acuerdo que se había remitido y elaborado en consenso el 9, 10 y 11 (de abril, en las reuniones entre el gobierno y la COB) (...) sólo quedaría el punto pendiente, que es del tema salarial. Para lo cual nosotros estamos proponiendo a las 14.00 una reunión en el ministerio de Trabajo".

"El gobierno tiene toda la información y esta tarde cuando llevemos a cabo la reunión lo daremos a conocer, no podemos adelantar criterios, si lo hacemos ya no tendría sentido la reunión", dijo Coca.

En la conferencia, el ministro aseguró que si bien hay bloqueos y protestas en algunas zonas de la ciudad de La Paz, el aparato productivo, el comercio y la banca no se ha paralizado.

Criticó las protestas y aseguró que se han registrado actos vandálicos contra la misma población.

"Se está afectando a la gente. En los últimos 10 días se han dejado de hacer 140 mil consultas (médicas) y atenciones. No se hicieron unas 1.500 cirugías. No hay este servicio, no hay esta atención y esto repudia la gente. El perjudicado es el ciudadano, el paciente".

Tolerancia

El gobierno también determinó establecer el horario continuo y que exista tolerancia para el ingreso de los estudiantes a sus clases, pero dijo que éstas no han sido suspendidas.

"Hay tolerancia porque también en la mayoría de los centros educativos hay actividad, el problema es que hay dificultad para llegar o retornar", dijo Coca.

El ministro de Trabajo, Félix Rojas, dijo a Panamericana que la medida sólo se aplica en la sede de gobierno y que para el interior se espera recibir los informes de la situación.Pidió al sector privado aplicar también la medida.