El presidente Raúl Castro aprobó la entrega de créditos bancarios a trabajadores de negocios privados y a campesinos, para respaldar sus reformas económicas, informó este miércoles el diario oficial Granma.

En una reunión encabezada por el manadatrio cubano, el consejo de ministros aprobó el pasado viernes "la política bancaria y de créditos para las personas naturales, la cual respalda la actualización del modelo económico cubano", subrayó el informe.

La medida incluye "otorgar créditos a los productores agropecuarios para la compra de medios de trabajo e insumos en las unidades de comercio minorista, con el objetivo de elevar la producción de alimentos del país", señaló.

Desde septiembre de 2008 el gobierno entregó más de 1.18 millones de hectáreas de tierras a más de 128.400 personas en pequeñas parcelas en arriendo por 10 años, con el objetivo de incrementar la deprimida producción agropecuaria.

Pero los nuevos campesinos carecen de instrumentos de trabajo, insumos o capital inicial. Cuba importa el 80% de sus alimentos, en lo que gasta más de $1,500 millones anuales.

El gobierno también aprobó préstamos a trabajadores privados "para financiar el capital de trabajo y las inversiones mediante la compra de bienes, insumos y equipos", añadió el reporte.

El Consejo de Ministros reguló también el permiso a los trabajadores privados para que "vendan productos y servicios a las entidades estatales, previo contrato entre las partes".

Unas 320.000 personas están autorizadas a ejercer el trabajo "por cuenta propia" en 178 oficios.

Las reformas, que deberán ser refrendadas por el VI Congreso del Partido Comunista (PCC, único) del 16 al 19 de abril, incluyen el cierre de 500.000 puestos de trabajos estatales, la autonomía a las empresas del estado, la descentralización de la economía y apertura al capital extranjero.