La Habana. Campesinos privados podrán recibir a partir de este viernes un incremento de hasta 67,10 hectáreas ociosas en calidad de usufructo gratuito, como parte de la política gubernamental para impulsar la producción de alimentos.

Con este incremento Cuba avanza en los esfuerzos de darle utilidad a terrenos baldíos para incrementar la producción, como parte de las medidas del presidente Raúl Castro para "actualizar" el socialismo nacional y perfeccionar del modelo económico del país.

Desde 2008, cuando se puso en marcha esta medida, el Estado ha entregado más de un millón 580.000 hectáreas a personas que cumplieron sus obligaciones legales y contractuales.

Como requisito se estableció entonces que los productores deben estar vinculados a granjas estatales con personalidad jurídica, a Unidades Básicas de Producción Cooperativa (UBPC) o a Cooperativas de Producción Agropecuaria (CPA).

De ese modo se excluyó la posibilidad de ampliar las áreas a personas naturales poseedoras de tierras en propiedad o usufructo, vinculadas a Cooperativas de Créditos y Servicios (CCS).

En estos casos, las solicitudes se someterán a la aprobación del delegado o el director provincial de la Agricultura, y el delegado del municipio especial Isla de la Juventud, según corresponda, conforme a lo publicado este viernes por la Gaceta Oficial Extraordinaria Número 4.

Las autorizaciones serán otorgadas en aquellos municipios donde sólo existan CCS o en caso de que las granjas estatales con personalidad jurídica, las UBPC y las CPA estén ubicadas a más de cinco kilómetros de las áreas solicitadas en usufructo.

La disposición establece que en caso de presentarse otras situaciones particulares, el delegado o director provincial de la Agricultura y el delegado del municipio especial Isla de la Juventud podrán aprobar la entrega de tierras excepcionalmente, previa consulta al ministro de la Agricultura.

De acuerdo con datos oficiales anuales sobre del uso de la tierra, Cuba dispone de una superficie agrícola de seis millones 342.418 hectáreas, de las cuales cerca de un millón (16 por ciento del total) estaban ociosas hasta esta el momento.