La Habana. Cuba abrirá más servicios minoristas para el sector privado en el 2012, permitiendo a los cubanos operar talleres para reparar electrodomésticos y colchones, así como artículos de joyería, fotografía y carpintería, reportó este lunes la prensa local.

Este es el último anuncio del gobierno del presidente Raúl Castro en su intento por revitalizar la economía de Cuba de estilo soviético, mediante la reducción del papel del Estado y fomentando aún más la iniciativa privada.

Una resolución, publicada este lunes en el sitio web www.gacetaoficial.cu/, dijo que la nueva reforma entrará en vigor el 1 de enero del 2012.

A principios de este año, el gobierno cubano entregó unas 1.500 peluquerías estatales y salones de belleza a empleados que hasta el momento trabajaban para el Estado.

Los ex empleados estatales pagarán ahora una cuota mensual, comprarán los suministros, abonarán impuestos y comunicarán los precios a los clientes.

Poco después de la llegada de Fidel Castro al poder con la revolución en 1959, todos los negocios de Cuba fueron nacionalizados por el Estado.

Pero desde que el ex dirigente fue reemplazado por su hermano menor en el 2008, la política de controlar todos los negocios ha sido abiertamente criticada como errónea.

Los cubanos de a pie se han estado quejando de los servicios que ha ofrecido el Estado, incluidos los servicios minoristas que se han deteriorado a causa del robo de recursos y la escasez de suministros suficientes por parte del gobierno.

Cuba se ha estado moviendo en el último año para liberalizar las regulaciones sobre la actividad económica privada. Desde entonces, decenas de miles de cubanos han solicitado licencias "para el trabajo por cuentapropia", un eufemismo usado por el Gobierno para describir a las pequeñas empresas familiares.

Las autoridades cubanas planean tener del 35% al 40% de la fuerza laboral trabajando en el sector no estatal en el 2016, en comparación con el 15% al cierre del 2010.

Raúl Castro ha enfrentado el estancamiento de la producción y la deuda externa del país y ha dejado en claro que se debe reformar la economía de estilo soviético tras el reemplazo en la presidencia de su hermano Fidel.

La expansión de otros servicios minoristas a la modalidad de arrendamiento para el sector "no estatal" forma parte de las más de 300 reformas aprobadas en abril por el congreso del gobernante Partido Comunista para "actualizar" la economía local.

Las reformas intentan descentralizar la toma de decisiones, recortar empleos estatales, permitir más iniciativa privada y el arrendamiento de tierras agrícolas ociosas, entre otras.

Además se propone reducir los subsidios y flexibilizar restricciones que perduraron por décadas, como la apertura de la compra-venta de viviendas y automóviles.

Granma, el diario del gobernante Partido Comunista, dijo que el arrendamiento de miles de locales de servicios minoristas del Estado pasarán de forma gradual al arrendamiento del trabajo privado a lo largo del 2012.

El ministro de Economía, Adel Yzquierdo, dijo la semana pasada en una sesión de la Asamblea Nacional (Parlamento) que los empleos del Estado se reducirían en 170.000 el año próximo y 240.000 nuevos puestos de trabajo se añadirán al sector "no estatal".

Se espera que miles de taxistas pasen a los acuerdos de arrendamiento el año próximo. También se prevé que a algunos servicios de alimentación del Estado se les permita formar cooperativas.