Buenos Aires. El gobierno de Argentina licitó este miércoles Letras del Tesoro (LETES) con rendimientos en moneda local, por un valor de 23.089 millones de pesos, equivalentes a US$769,6 millones.

Un comunicado del Ministerio de Hacienda y Finanzas detalló que los instrumentos de deuda con vencimiento a 105 días tendrán rendimientos anuales de 42,23%, mientras que las Letes a siete meses se transaron con una tasa del 39,81% anual.

La colocación de estos instrumentos, no contemplados inicialmente por el Ejecutivo, surgió en respuesta al anuncio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) de arreciar medidas para reducir las existencias de Lebac (Letras del Banco Central) que ascienden a unos US$33.000 millones.

Dentro de las medidas del BCRA estuvo que el monto a ofrecer en cada nueva ronda de licitación de Lebac será menor al valor del vencimiento. La entidad monetaria enfrentaba la víspera vencimientos por más de US$17.000 millones, de los cuales renovó 6.723 millones.

El gobierno argentino resolvió colocar deuda con el propósito de que los inversionistas que vendieron las Lebac puedan adquirir las Letras del Tesoro y no migraran al dólar ejerciendo presión sobre el tipo de cambio.

La decisión del Banco Central de acelerar la reducción de las existencias (stock) de Lebac fue respaldada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo con el cual Argentina contrajo un programa financiero por US$50.000 millones.

Además del amplio volumen de sus existencias, las Lebac prometen rendimientos en pesos argentinos a corto plazo y a tasas muy elevadas, lo que para numerosos analistas otorga inestabilidad a la economía argentina.

El gobierno argentino también ha fortalecido la emisión de Bonos del Tesoro en moneda dual (dólares y pesos) y Bonos de la Nación, además de comprometerse a cancelar una deuda que mantiene con el Banco Central.