Brasilia. Al Gobierno brasileño todavía le faltan 40 votos de los 308 necesarios para lograr que se apruebe una impopular reforma al sistema de seguridad social en la Cámara baja del Congreso, dijo este lunes un ministro del Gabinete.

No obstante, Carlos Marun, ministro a cargo de Asuntos Políticos, afirmó que confía en que el proyecto oficial será aprobado este mes, ya que entre 80 y 100 legisladores aún no han manifestado su voluntad.

La votación del controvertido plan está prevista para el 20 de febrero.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, negó este lunes un reporte que sugería que planeaba retirar la reforma previsional de la agenda legislativa.

El diario local Folha de S.Paulo había informado previamente, sin citar fuentes, que Maia podría desestimar la votación debido a la falta del respaldo necesario.