Brasilia. El gobierno de Brasil decidió imponer barreras a la importación de vehículos y piezas de autos procedentes de cualquier país, dijo este jueves a Reuters una fuente gubernamental.

La medida entrará en vigor inmediatamente.

"Las importaciones de automóviles y partes de vehículos ahora entrarán en un proceso de licencia no automática", afirmó la fuente, que solicitó el anonimato.

Anteriormente, los permisos para importaciones en el sector automotor eran automáticas, con excepción de algunos casos.

La decisión apunta a "monitorear el comercio exterior", dijo la fuente, en medio de un fuerte aumento en la importación de automóviles.

En el primer trimestre del 2011, la importación de vehículos a Brasil registró un aumento del 49,85% interanual.

La medida afectará principalmente a Argentina, México, Estados Unidos y Corea del Sur, los principales exportadores de vehículos y piezas de automóviles a Brasil.

La decisión tuvo lugar después de la implementación por parte de Argentina de una acción semejante, pero no se trata de una represalia, aseguró la fuente.