Sao Paulo. El gobierno brasileño no ha detectado abusos de precios por parte de las siderúrgicas y, por lo tanto, no considera necesario reducir los aranceles de importación, dijo el ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, Miguel Jorge, según el medio local Agência Estado.

Jorge indicó que el Gobierno está controlando atentamente los precios del acero para detectar señales de alzas "abusivas" en ellos. Señaló que los recientes incrementos no se consideran abusivos.

En las últimas semanas, importantes siderúrgicas brasileñas anunciaron alzas en los precios de algunos de sus productos en un rango de entre 3,5% y 6,0%.

Jorge dijo que el Gobierno se reserva el derecho de reducir los aranceles a las importaciones de acero en caso de ser necesario para combatir abusos en los precios.