Río de Janeiro. El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, José Serra, dijo este domingo que la desaceleración en la inflación y los esfuerzos del Gobierno para contener el gasto público deberían permitir una pronta reducción de las tasas de interés en la mayor economía de América Latina.

Los comentarios de Serra, en medio de las expectativas de que el Banco Central de Brasil podría recortar el costo del dinero tan pronto como esta semana tras más de tres años de endurecimiento monetario, se producen en momentos en que él y el presidente Michel Temer buscan producir un panorama positivo en una reunión del grupo BRICS en India.

"Hay espacio, sí, para un recorte de tasas", aseguró Serra, hablando a periodistas en la cumbre del BRICS, que reúne a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

Muchos inversores, tras las menores cifras de inflación el mes pasado y una mejoría en el panorama para la recuperación económica, creen que el comité de política monetaria del banco podría comenzar a reducir la tasa referencial Selic en su próxima reunión del miércoles.

La inflación en Brasil se desaceleró a un 8,48% en los 12 meses a septiembre, desde un 8,97% a agosto.

Ante el rápido avance de los precios en los últimos años, el Banco Central ha mantenido las tasas en un 14,25% desde julio del 2015.

Aunque Brasil se mantiene dentro de su peor recesión en los registros, y las proyecciones de los economistas siguen esperando una contracción este año y un mínimo crecimiento en el 2017, Temer dijo más temprano el domingo que la economía del país "comienza a ponerse en marcha".