Santiago, Xinhua. El ministro de Hacienda de Chile, Felipe Larraín, valoró hoy la mejora de la clasificación de riesgo soberano que otorgó al país la empresa canadiense DBRS.

Siguiendo la tendencia que ya han mostrado los índices de las principales calificadoras de riesgo estadounidenses Standard & Poor's, Moody's y Fitch Ratings, DBRS subió la calificación de Chile en el renglón de la capacidad de pago de su deuda soberana.

Larraín indicó que "este es un reconocimiento a la política fiscal de Chile".

El ministro de Hacienda agregó que "es la primera vez que durante un mismo gobierno las cuatro principales clasificadoras han mejorado la clasificación de riesgo soberano de Chile, esto es un hecho inédito".

Al explicar cuales serán las consecuencias para el país, Larraín subrayó que la mejoría en las clasificaciones de deuda soberana bajará los costos de financiamiento tanto para el país y como para las empresas.

"Esto se traduce en una baja en el financiamiento como un todo y esto es un elemento que mejora la competitividad del país", añadió el ministro.

La agencia canadiense Dominion Bond Rating Service (DBRS) elevó la clasificación de deuda a largo plazo de Chile hasta AA (-) desde A.

El informe de la agencia sostiene que el alza en la clasificación refleja el acertado manejo en las políticas macroeconómicas, un balance del sector público excepcionalmente fuerte y una demostrada capacidad para enfrentar con éxito las crisis externas.