El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, se apresta a anunciar a los colombianos una dura reforma tributaria con la que busca suavizar el hueco fiscal que tiene en estos momentos y que ha llevado al gobierno a anunciar un programa de recorte en la nómina estatal y en los gastos generales.

La iniciativa que será radicada este viernes a consideración del Congreso contempla el mantenimiento del impuesto a las transacciones financieras o cuatro por mil, el tributo al patrimonio que se vence este año, uno o dos puntos más para el impuesto sobre la renta para la equidad (Cree) y una sobretasa a la venta de cigarrillos.

El gobierno registra un déficit en las cuentas superior a los 12 billones de pesos y busca por todos los medios reducir este faltante en las cuentas nacionales.

Durante la discusión del proyecto de Presupuesto para 2015 aforado en 216,2 billones de pesos, el ministro de Hacienda anunció que se propone realizar un programa de austeridad para ahorrar cerca de 500.000 millones de pesos.

Posteriormente el jefe de Estado, Juan Manuel Santos, anunció otro plan de recortes y ahorro que proyecta obtener al menos un billón de pesos con menores gastos en uso de celulares, carros, papelería, escoltas y viáticos y adelgazamiento de la nómina.

Inicialmente el Gobierno estimó presentar una mini reforma para mantener el cuatro por mil y el impuesto al patrimonio. Luego le fue agregando una sobretasa a los capitales de colombianos en el exterior que no paguen renta en el país y últimamente se contempló elevar en uno o dos puntos adicionales el impuesto sobre la renta para la equidad (cree). A última hora se conoció que la iniciativa incluye una sobretasa a los cigarrillos.