Quito. En 2013, al ser un año electoral, el gobierno debe mantener el mismo presupuesto general del Estado, de tal manera, el nuevo gobierno manejará los mismos recursos, pero los podrá redistribuir.

Patricio Rivera, ministro de Finanzas, quien es el responsable de presentar el documento presupuestario cada año en noviembre ante la Asamblea Nacional que lo sanciona o niega, explicó este sábado que ya se ha coordinado con el presidente del Legislativo, Fernando Cordero, que en esta ocasión se realice un trámite administrativo que proponga el mismo presupuesto vigente para el 2012.

En noviembre de 2012 el gobierno se trazó un plan económico de US$26.109 millones, que de manera histórica llega en el primer semestre del año a 50% de ejecución, demostrando que el documento fue sustentado de manera técnica y responde a una programación de ejecuciones.

Entre algunos rubros interesantes del presupuesto nacional, está el destino de unos US$7.000 millones para inversión social, que cubre obras públicas, innovación, desarrollo educativo, vivienda, entre otros.

También se consideraron unos US$4.000 millones para inversión en sectores estratégicos, los cuales estaban solventados con créditos externos, como la línea crediticia china y de bancos de desarrollo rusos, por jemplo.

Estos recursos cubren las inversiones en ocho hidroeléctricas en construcción, plataforma tecnológica, entre otros.

“Se acuerdan cuando estaba bajando el precio del petróleo, que era el desastre y era culpa del gobierno por no guardar la plata, ahora que está subiendo no dicen nada, para eso existe el plan anual de inversiones”, dijo el presidente Rafael Correa en su enlace ciudadano, desde el cantón El Chaco, en la provincia amazónica Napo.