El Gobierno de Costa Rica prepara un plan para aumentar los ingresos, controlar el gasto y mejorar la gestión de la deuda, con el fin de reducir el déficit fiscal anual de un 5% a un 2 % del PIB.

El ministro de Hacienda, Edgar Ayales, dijo este viernes a Efe que el proyecto está siendo elaborado y que será presentado para "discusión nacional" en julio próximo, con el objetivo de que sea conocido y buscar el apoyo de distintos sectores.

Según el ministro, la idea es que el proyecto llegue al Congreso en febrero próximo y se discuta en los últimos meses del actual Gobierno de la presidenta, Laura Chinchilla, que finaliza su gestión el 8 de mayo de 2014.

El objetivo es crear "un programa que resuelva el problema fiscal hacia el futuro, una propuesta que contiene medidas de ingreso, de gasto y de financiación", explicó el ministro sin profundizar en detalles.

Ayales explicó que el proyecto pretende bajar el déficit a un 2% del PIB y que también incluirá una revisión de las políticas de exoneraciones y de remuneraciones del Estado.

"La intención es que Costa Rica haga un esfuerzo entre el 2014 y el 2018 de un (aumento en los ingresos) de entre un 2,5% y un 3% del PIB, para que el déficit de casi 5% que hay ahora baje a un 2%", manifestó el funcionario.

Chinchilla intentó el año pasado la aprobación de una reforma tributaria que aumentaba los ingresos en cerca del 1,5% del PIB, pero que no prosperó en el Legislativo.

Datos del Ministerio de Hacienda indican que el déficit fiscal del año pasado fue del 4,4% del PIB (unos US$2.000 millones), cifra mayor al 4,1% registrado en 2011, mientras que para 2013 las autoridades prevén un déficit máximo del 4,9%.

Durante el primer trimestre del 2013 el déficit alcanzó los US$695 millones, lo que equivale a un 1,4% del PIB.

Durante ese periodo, los ingresos totales sumaron US$1.663 millones, mientras los gastos US$2.358 millones, ambos con un crecimiento del 11% en comparación con el mismo periodo del 2012, indicó Ayales.

"La situación fiscal del primer trimestre está exactamente como la habíamos previsto. La desaceleración de la actividad económica hace que los ingresos de renta, consumo y ventas crezcan menos, y del lado de los gastos se ha duplicado el gasto de capital", explicó.

El ministro dijo sentirse "contento" con los resultados y destacó que el Gobierno tiene la intención de seguir aumentando el gasto de capital en inversiones de infraestructura durante este año, especialmente en carreteras.

Otras acciones que implementará el Ministerio de Hacienda para combatir la evasión fiscal y el contrabando de productos es la utilización de dos escáneres, valorados en US$4 millones y donados por China, para la revisión de contenedores en los puertos.