El gobierno de Costa Rica continúa en la búsqueda de medidas que puedan abonar a la reducción del déficit fiscal desde el aparato público.

El nuevo ministro de Hacienda, Édgar Ayales, explicó que ha enviado al congreso otra propuesta para ampliar el control en el gasto y endeudamiento público. Por ahora Hacienda solo controla una tercera parte de la actividad financiera de todo el aparato estatal.

El Proyecto de Ley para el Manejo Eficiente de las Finanzas Públicas, persigue que aquellas entidades autónomas, sobre las que el gobierno actualmente no tiene control, envíen información sobre sus movimientos financieros y que si han de endeudarse comprueben que tienen la solidez para cumplir con el crédito.

“Hoy en día, el gobierno no tiene capacidad para dictar políticas de endeudamiento y gasto para el sector público, y eso es muy extraño. Ahora lo que se quiere es que la Autoridad Presupuestaria pueda requerir información sobre gasto y endeudamiento de todas las instituciones públicas”, dijo el ministro de Hacienda, Édgar Ayales.

La iniciativa es adicional a las medidas contenidas en el Plan B el cual surgió del fracaso del paquete fiscal impulsado por el anterior titular de Hacienda.

La nueva ley le pondría más presión a las entidades en sus decisiones financieras sobre las que, por ahora, Hacienda no puede hacer nada más que persuadirles de disminuir sus gastos, porque, además, permitirá que se aplique la Ley de Administración Financiera y de Presupuestos Públicos a un mayor número de instituciones. De esa forma, la Autoridad Presupuestaria aprobará o no los presupuestos a aquellas que tengan la capacidad de contratar deuda.