San José.- La ministra de Hacienda de Costa Rica, Rocío Aguilar, presentó este viernes a la Asamblea Legislativa el proyecto de presupuesto del gobierno costarricense para el 2019 por un monto de 10.9 billones de colones (US$18.956 millones).

De acuerdo con el Ministerio de Hacienda, este presupuesto que contiene los recursos asignados a 19 instituciones crece menos que la inflación y decrece en 0,4 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB), además de contener el menor crecimiento de plazas en los últimos ocho años.

En total, el presupuesto tendrá un crecimiento del 1% del PIB con respecto al del año anterior, lo cual el Ministerio Hacienda lo atribuye al pago de intereses por la creciente deuda del país, como consecuencia del déficit fiscal que para este año se estima en un 7,1% del PIB.

La cartera destacó que el presupuesto del Estado costarricense se financiará más con deuda que con ingresos, ya que un 53,5% del total se financiará con dinero prestado por los mercados internos y externos.

"Si bien este proyecto presupuestario ya muestra resultados positivos por las medidas de contención de gasto que tomamos en junio, como por ejemplo la reducción en remuneraciones, la falta de ingresos suficientes para atender los gastos nos obliga seguir recurriendo al endeudamiento para atender los compromisos prioritarios. Esta situación no solo dispara el crecimiento del presupuesto, sino que, además, nos pasa una factura muy alta para el próximo año", expresó la ministra de Hacienda.

"Para el siguiente año, la deuda del gobierno central pasará a ser el doble de lo que era nueve años atrás, el pago de intereses y amortización serán 12,3% del PIB, es decir. De no contar con más recursos frescos obtenidos de nuevos ingresos, enfrentaremos estos gastos con una carga tributaria de 12,8% de PIB", advirtió la ministra.

La ministra estimó que de no corregir el rumbo actual, para 2019 el déficit para el gobierno costarricense alcanzará el 7,9% del PIB.