Washington. El representante comercial de Estados Unidos, Ron Kirk, dijo este miércoles que confía en que el Congreso aprobará los tratados de libre comercio negociados con Corea del Sur, Panamá y Colombia en proyectos independientes.

Sin embargo, Kirk señaló que el gobierno quiere que la iniciativa se enmarque dentro de un esfuerzo más amplio para aprobar otras medidas comerciales.

"Es altamente improbable, casi posibilidad cero, que estén en un único proyecto", afirmó Kirk en un desayuno organizado por un centro de estudios de Washington. "No tenemos conocimiento de ningún plan legislativo para un proyecto de ley ómnibus", agregó.

No obstante, el máximo responsable del área de comercio exterior de Estados Unidos dijo que los acuerdos estaban prácticamente listos para que el Congreso los considere.

Kirk dijo que el gobierno de Barack Obama estaría dispuesto a iniciar conversaciones técnicas con los legisladores sobre el acuerdo con Colombia tan pronto como esta semana, con la intención de someterlo a votación después de mediados de junio.

El funcionario indicó además que quería trabajar con el Congreso para aprobar otros proyectos, como un sistema para compensar a los trabajadores estadounidenses afectados por el libre comercio y otro que establece preferencias comerciales para los países en desarrollo.

"Hemos notificado al Congreso que estamos listos para comenzar el proceso informal y formal con Corea, Panamá y pronto con Colombia, pero queremos que esto sea parte de una estrategia que además incluya al sistema de ajuste comercial y también al programa de preferencias", explicó Kirk.

Esto incluiría discusiones con el Congreso sobre la extensión del acta de preferencias comerciales para los países andinos, que permitía a Colombia y a otras economías de la región exportar bienes a Estados Unidos sin pagar aranceles.

Kirk dijo que creía que había una actitud más receptiva hacia la aprobación de más acuerdos comerciales como una vía para impulsar las exportaciones y el crecimiento de Estados Unidos.

"Lo que esperamos es que hayamos podido demostrar al público estadounidense que hay un camino para tener un comercio más justo. El comercio puede ser un camino para vender más (al exterior) y para crear empleos aquí", sostuvo.