Washington. El presidente estadounidense, Barack Obama, quiere que la moneda de China se mueva de acuerdo al mercado, dijo este lunes el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

"Cada vez que el presidente y este gobierno se reúnan con los líderes de China, este problema estará presente. Les fue presentado directamente a ellos en Pekín por el presidente en noviembre", comentó Gibbs en una rueda de prensa.

"El presidente ha dicho repetida y recientemente que la moneda de China debe estar basada en el mercado", agregó, cuando se le consultó si Washington ha tenido alguna respuesta de China sobre la decisión del fin de semana de postergar la publicación de un informe cambiario del Tesoro estadounidense.

El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, decidió este sábado posponer un informe previsto para el 15 de abril que podría calificar a China de "manipulador de la moneda", lo que habría elevado la presión de Estados Unidos por una gran apreciación del yuan, cuyo bajo valor según los críticos está distorsionando los flujos comerciales.