El gobierno descartó la posibilidad de incluir a los empresarios en la negociación del incremento salarial fijado en 4% por la negativa de la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB), máxima entidad de los trabajadores.

El ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce Catacora, en una conferencia de prensa ratificó el planteamiento base de incremento salarial del 4% al salario mínimo nacional y a la masa salarial.

"El Ministerio de Economía siempre actuó de manera responsable en materia salarial; les hemos hecho conocer a ellos uno a uno los argumentos que sustentan el porcentaje del incremento salarial que fue propuesto a la COB", aseveró.

Argumentó que la oferta se hizo analizando también el comportamiento de la economía en los dos primeros meses de este año, que advierten el pago del segundo aguinaldo a finales de gestión.

Según Arce, la crisis internacional no se ha presentado con daños profundos en la economía y se mantiene esta tendencia.

"En este panorama de la económica en el país, el crecimiento de la economía del 5% que nosotros habíamos anunciado se cumplirá. y por tanto eso implica el pago del segundo aguinaldo, y eso se tiene que tomar en cuenta la COB para no exigir más de lo que proponemos en cuanto al incremento del salario", remarcó.

Arce dijo que no se pueden destinar todos los recursos a pagar salarios, porque eso reduciría la inversión en el país y afectaría la economía, cuyo dinamismo garantizará el segundo aguinaldo.

Señaló que el incremento salarial propuesto por el gobierno es responsable, y tiene que ver con el crecimiento económico, la productividad y la tendencia de la economía nacional.

Ante la propuesta de la COB para que el incremento salarial sea del 8,5% y el rechazo de la dirigencia al porcentaje de la inflación registrado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) como base de las negociaciones, el ministro Arce dijo que no es correcto descalificar un índice que ha sido avalado por la propia matriz de los trabajadores.