París, Andina. El primer ministro de Francia, François Fillon, presentará este lunes 7 de noviembre un nuevo conjunto de medidas económicas, que contemplan un programa de ahorro, que permita mantener la categoría de su deuda.

Según la agencia DPA, estas medidas responden al lento crecimiento económico.

Al respecto, el gobierno del presidente Nicolás Sarkozy ha tenido que corregir a la baja las previsiones de crecimiento para 2012 de 1,7% a 1,0%.

Con ello, según Sarkozy, faltan entre 6.000 y 8.000 millones de euros en el presupuesto para conseguir sus ambiciosas metas de ahorro.

Una de las medidas que con mayor probabilidad se tomará es aumentar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en la gastronomía, actualmente del 5,5%.

París confiaba a principios de año poder alcanzar en 2011 un crecimiento del 2%, pero tuvo que corregirlo a la baja, para poder bajar el déficit público del 7,0% el año pasado, a 5,7% este año y 3,0% en 2013.