El gobierno de Haití rechazó este viernes las críticas sobre el manejo de fondos de Petrocaribe, un programa creado por el difunto presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y que permite a varios países de la región recibir petróleo venezolano en condiciones preferenciales.

La ministra de Economía y Finanzas, Marie Carmelle Jean Marie, señaló que los recursos se gestionan de la manera "más transparente", y dijo que a la fecha más de US$314 millones están disponibles en la cuenta de Petrocaribe, "como se puede verificar en la página virtual del ministerio de Hacienda".

Jean Marie lamentó que las críticas procedan del presidente del Comité de Finanzas del Senado, Jocelerme Privert, ya que el manejo de los recursos venezolanos es votado por el Parlamento en el presupuesto, además de otros organismos que garantizan la claridad de las inversiones.

La funcionaria agregó que sólo US$33 millones han sido asignados a programas de asistencia social, y aseguró que 75% de los fondos desembolsados se invirtieron en el sector de infraestructura vial por los gobiernos del presidente Michel Martelly y de su antecesor, René Préval.

Según Jean Marie, Petrocaribe es el principal mecanismo de financiamiento de Haití, que ha recibido US$1.363 millones desde el inicio del programa en  2007, de los cuales US$395 millones fueron condonados por el gobierno venezolano en junio de 2010, cinco meses después del terremoto que mató a 222.570 personas y dejó pérdidas por US$7.900 millones.

La ministra, que espera la continuación del programa después de la reciente muerte de Chávez, agregó que el monto de la deuda haitiana es manejable en comparación con otras naciones como su vecino República Dominicana, que debe más de US$3.500 millones a través de Petrocaribe.

Privert, presidente del Comité Senatorial de Economía y Finanzas, expresó esta semana su preocupación por los US$938 millones que según el legislador adeuda Haití a Venezuela, además del destino de los fondos aportados por el programa.

El senador haitiano dijo que los fondos deben ser invertidos en proyectos rentables que estimulen el desarrollo económico y social, por lo que obras como la ampliación de aeropuertos "difícilmente podrán generar ingresos suficientes para cubrir la deuda".

El acuerdo de Petrocaribe fue suscrito en 2005 y está integrado por Venezuela, Cuba, República Dominicana, Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Surinam, Santa Lucía, Guatemala, San Cristóbal y Nieves y San Vicente y las Granadinas.

En la pasada campaña electoral para la presidencia de Venezuela, el dirigente opositor Henrique Capriles, advirtió que si ganaba revisaría las condiciones del acuerdo.