Pasar al contenido principal
Gobierno de Japón aprobó el borrador de un presupuesto de US$ 1,16 billones
Sábado, Diciembre 24, 2011 - 08:52

Esto, para el año fiscal que se inicia en abril próximo. Los nuevos préstamos de manos del mercado se mantendrán en los 44,2 billones de yenes de este año (US$ 565.000 millones) como estaba comprometido.

Tokio. El gobierno de Japón aprobó este sábado el borrador de un presupuesto de US$ 1,16 billones para el año fiscal que se inicia en abril próximo, confiando en frágiles maniobras para cumplir sus límites de préstamos y gastos, mientras espera encontrar voluntad política para apuntalar sus finanzas.

Los nuevos préstamos de manos del mercado se mantendrán en los 44,2 billones de yenes de este año (US$ 565.000 millones) como estaba comprometido, pero excluyendo 2,6 billones de yenes en "bonos para propósitos especiales" que serán captados por el fondo público de pensiones y repagados con un futuro incremento de impuestos.

El partido gobernante, sin embargo, aún tiene que alcanzar consenso sobre una políticamente impopular alza al impuesto a las ventas, recomendada por economistas y autoridades para controlar una deuda que es dos veces el tamaño de la economía de US$ 5 billones, el peor nivel entre los países industrializados.

El gasto general en el proyecto fue recortado por primera vez en seis años, pero sólo al apartar gastos de reconstrucción vinculados al terremoto y tsunami que afectaron en marzo al país.

Analistas ven el presupuesto en general como expansivo en comparación con otras naciones industrializadas.

El control de la deuda no impedirá que el monto general de endeudamiento del gobierno crezca, aunque sí tiene la ventaja de financiar casi todo su déficit fiscal en casa y hasta ahora ha evitado las tensiones vinculadas a la situación de deuda de la zona euro.

Los ingresos impositivos se estiman en 42,3 billones de yenes, un leve cambio en comparación con el actual año fiscal.

Sin los bonos para propósitos especiales por 2,6 billones de yenes, que no cuenta como emisiones de mercado, el gobierno habría incumplido su objetivo de mantener las nuevas colocaciones de bonos en el mismo nivel de este año.

"Más que mirar las maniobras para calzar los números y cumplir ostensiblemente los objetivos, lo que es más importante para el gobierno es mostrar exáctamente cómo puede mantener la disciplina fiscal en el mediano plazo", dijo el economista jefe de Nomura Securities, Takahide Kiuchi.

"Los mercados financieros reaccionaran negativamente si el debate sobre el alza al impuesto a las ventas se complica impidiéndole al gobierno proceder con las reformas fiscales", añadió.

El primer ministro, Yoshihiko Noda, está luchando por ganar apoyo para el alza de impuestos entre los legisladores de su partido, muchos de los cuales son reacios a la medida.

El gobierno también podría enfrentar problemas para obtener aprobación parlamentaria al presupuesto y proyectos relacionados con el alza impositiva porque los partidos de oposición controlan la Cámara Alta y tienen la capacidad para bloquear ciertas iniciativas.

Autores

Reuters