Las donaciones del gobierno de Japón para apoyar al desarrollo productivo del país sumarán este año cerca de US$100 millones en diversos rubros, según informó su embajador en Bolivia, Toshio Watanabe.

“Solamente en el campo de las donaciones sería unos US$100 millones que se distribuyen en proyectos de agua potable, provisión de fertilizantes y mantenimiento de recursos forestales, entre otros”, explicó.

El diplomático anunció que este viernes se entregará en Chuquisaca equipo pesado para la construcción de obras civiles por un valor de US$3,5 millones. En el acto estará presente el presidente Evo Morales. Los gobiernos de ambos países mantienen una relación de “socios estratégicos”, a través de diversos convenios para la transferencia de tecnología, manifestó.

Además, al ser especialistas en el tema, Japón “está interesado también en la etapa de industrialización” del gas natural boliviano, aunque esas actividades se negocian en el sector privado, sostuvo Watanabe.

El 26 de febrero, el ministro de Hidrocarburos y Energía, José Luis Gutiérrez, informó de que la Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBIH) firmó un acta de intenciones con la compañía japonesa Marubeni en materia de cooperación tecnológica.

El convenio establece que “la industrialización se hará de acuerdo con las posibilidades tecnológicas que tenga Marubeni”.