El gobierno del presidente electo de Colombia, Juan Manuel Santos, está concretando su plan de choque para combatir el desempleo en el país.

El nuevo ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, dijo que se prepara un paquete de reformas focalizados principalmente a la formalización laboral y la creación de un primer empleo.

Tras un encuentro con los ex ministros de Hacienda de Chile, Andrés Velasco, y de Argentina, Domingo Cavallo, el entrante jefe de la cartera de Hacienda anunció que se está finiquitando una iniciativa que estimulará a los trabjadores a salir de la informalidad.

En el mismo sentido, se daría un régimen especial para las empresas de menos de diez trabajadores que ayuden a salir de la informalidad a quienes mantienen en esa condición.

Según él, en la microindustria se mantiene mucha informalidad y con incentivos especiales ésta se combatiría. Aclaró, sin embargo, que el régimen de beneficios se aplicaría sólo por un espacio de tiempo que está por definirse.

La preocupación del nuevo gobierno es que el desempleo alcanza una tasa superior al 12%, mientras la informalidad 57%.

En los últimos 12 meses, la tasa de desocupación de Colombia fue de 12,1%, cuando el año pasado había sido de 11,6%.

Actualmente el país tiene 19,13 millones de ocupados, cuando un año atrás, para el mismo periodo, eran de 18,5 millones. Los desocupados superan los 2,5 millones, mientras que en 2009 eran de 2,3 millones.

En las 13 principales ciudades la tasa de desempleo se redujo levemente, al pasar de 13% en junio de 2009, a 12,8% en igual mes del 2010.

La desocupación en las ciudades donde se ubican los principales centros productivos afecta a 1,3 millones de colombianos, mientras que los ocupados se elevaron desde los 8,8 millones del año pasado, a 9,1 millones este año.