Washington. El estímulo de US$787.000 millones del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, evitó otra Gran Depresión, a la vez que creó o preservó 2 millones de empleos, según un reporte de la Casa Blanca que será dado a conocer este miércoles.

El reporte, firmado por el vicepresidente Joe Biden -quien supervisa cómo se gasta el dinero del estímulo-, destaca la profundidad de la crisis que enfrentaba Obama cuando asumió el poder hace 13 meses, tal como lo recuerda constantemente el presidente a los estadounidenses en sus discursos.

Pero también pone de relieve el desafío que enfrenta Obama al intentar reducir la tasa de desempleo de 9,7% que ha alimentado el descontento de los votantes.

El reporte sostiene que el paquete de estímulo y los recortes tributarios "claramente detuvieron el desplome de la economía".

Obama recibirá el documento este miércoles en una reunión sobre finanzas y hablará sobre la economía para conmemorar el aniversario de la firma del Acta de Recuperación y Reinversión Estadounidense a las 10.25 hora local (15.25 GMT).

Los republicanos de la oposición, tal como lo han hecho durante meses, criticaron a la Casa Blanca por lo que llamaron un plan de estímulo "pobremente concebido y mal ejecutado".

"Cambiar la visión del 'estímulo' con elogios a sí mismo por parte del gobierno está completamente fuera de contacto con la realidad y tiene tanta credibilidad como dichos previos de que el desempleo no superaría el 8% o que se crearían trabajos 'inmediatamente'", dijo John Boehner, líder republicano en la Cámara de Representantes, en un comunicado.

Prioridad en el empleo. Obama ha dicho que el crecimiento del empleo será su máxima prioridad este año, reconociendo que los estadounidenses están preocupados por el alto desempleo y el déficit récord.

Un sondeo realizado la semana pasada mostró que también lucha con la percepción pública de que el paquete de estímulo ha creado pocos empleos.

El sondeo de CBS/New York Times mostró que sólo 6% de los estadounidenses cree que el paquete de US$787.000 millones ha creado empleos. Otro sondeo de CNN/Opinion Research Corporation dijo que la mayoría de los consultados se opone al programa de estímulo.

Eso podría dañar a los demócratas de Obama, cuyas mayorías tanto en la Cámara de Representantes y el Senado podrían verse amenazadas en las elecciones parlamentarias de noviembre.

"Es difícil sacar una historia positiva cuando la gente tiende a concentrarse en los que está mal, a diferencia de lo que está bien", dijo Valerie Jarrett, una asesora de alto rango de Obama, a Reuters en una entrevista.

Ella reconoció que quizás el gobierno no ha hecho un "trabajo lo suficientemente bueno al explicar" cómo el plan ha ayudado a las personas.

"Un noventa y cinco por ciento de las familias recibió un recorte tributario por el estímulo. Así que, quizás las personas no han apreciado totalmente eso. Pero sí recibieron el recorte a los impuestos, por ejemplo", explicó.

Un funcionario de gobierno de alto rango, hablando bajo condición de anonimato, dijo que la recuperación está avanzando como se esperaba.

"Uno no pasa de una masiva hemorragia de trabajos a un robusto crecimiento en el empleo sin atravesar por un período como este, donde el PIB se recupera primero, baja la tasa de pérdida de empleos antes de que se den ganancias netas, las que esperamos ver en primavera", declaró.

Según el reporte de Biden, el Acta de Recuperación ha destinado US$334.000 millones a gastos hasta fines de enero, gastó US$179.000 millones de esa cifra y brindó un estimado de US$119.000 millones en exenciones tributarias.