La superintendente de Costos y Precios Justos de Venezuela, Karlin Granadillo, garantizó que el gobierno no fijará los Precios Máximos de Venta al Público (PMVP), al cual las empresas venderán sus productos, sino que éstos serán el resultado del análisis conjunto de sus estructuras de costos.

“El margen de ganancia no está preestablecido. No sólo se toma en cuenta el producto final, sino toda la cadena productiva en el análisis”, dijo Granadillo.

No obstante esta afirmación, para la ministra de Comercio, Edmeeé Betancourt, un margen de ganancia máximo de 10% es suficiente.

Granadillo aseguró que la aplicación de la normativa no debe suponer un trauma. “Si una empresa tiene ganancias mínimas, se respetará; porque la Ley de Costos se limitará a aquellas que abusen en su rentabilidad”, acotó.

La superintendente explicó que las mesas de trabajo con los sectores productivos continuarán, y se le dará continuidad a todos los procesos necesarios para fijar los PMVP, al salir de un taller de Costos y Precios Justos en el que participaron representantes de diversos ministerios, Indepabis, el Seniat, Cadivi y el Banco Central.

Sin embargo, aún se desconoce la fecha en la cual se fijarán las primeras bandas de precios o precios máximos, según Granadillo.

Alimentación y salud son los primeros en la lista, y tanto la superintendente como Betancourt reiteraron que la industria automotriz será otra de las que estará sujeta a la ley; aunque en principio se dijo que la normativa estaría limitada a los rubros prioritarios de la economía nacional.