México. La economía mexicana fortaleció su ritmo de crecimiento durante el segundo trimestre de este año, según los principales indicadores macroeconómicos, informó la Secretaría (Ministerio) de Hacienda y Crédito Público (SHyCP).

En conferencia de prensa sobre la situación económica, las finanzas públicas y la deuda pública al segundo trimestre de 2014, el Ministerio indicó que hay señales moderadas de mejoría.

La recuperación de la economía mundial y en especial de la estadounidense, según la Encuesta Blue Chip Economic Indicators, apuntan a que continuará su recuperación el resto del año hacia un estimado de 1,6% y de manera más importante para México.

El estimado de producción se incrementó a 3,9% respecto el 3,7%.

El mayor dinamismo de la economía estadounidense y en particular del manufacturero se reflejó en una aceleración de las exportaciones no petroleras de México. En el segundo trimestre las exportaciones de mercancias alcanzaron una tasa anual de 5,4%.

Las exportaciones totales se elevaron a una tasa trimestral de 4,1%, el mayor crecimiento desde el primer trimestre de 2012 y respecto de la demanda interna tuvo un crecimiento trimestral desestacionalizado de 4,3%, el mayor desde el cuarto trimestre de 2005.

En empleo, durante el primer semestre siguió creciendo. Al 30 de junio último, el número de trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fue de 16,9 millones de personas, un aumento de 571.000 plazas.

Los precios en el segundo trimestre se mantuvieron en niveles inferiores al 4%; mientras que el peso mexicano se apreció 0,6% respecto al dólar de Estados Unidos. Al cierre de junio se ubicó en 12,99 pesos por dólar contra 13,06 en marzo.

En resultados preliminares de las finanzas públicas ya se observan efectos de la reforma hacendaria, indicó la SHyCP.

En el primer semestre de 2014 los ingresos tributarios crecieron 7,5%, efecto de la reforma fiscal, al llegar a 937.502 millones de pesos (unos US$72.226 millones).

La recaudación tributaria mostró un crecimiento anual de 12,4% y destacó los crecimientos anuales de recaudación del IEPS, del IVA, del Impuesto Sobre la Renta de 39,5%, 19,2% y 7,5%, respectivamente.

Sin considerar la inversión de Pemex, el déficit fue de 66.600 millones de pesos (US$5.131 millones) monto que contrasta con el superávit del primer semestre de 2013 de 56.927 millones de pesos (unos US$4.385 millones).

En relación a los ingresos presupuestarios del sector público en el primer semestre del año se ubicaron en 1 billón 912. 211 millones de pesos (unos US$147.319 millones), monto superior en 1,7% anual en términos reales respecto a igual periodo de 2013.

La deuda neta del Sector Público Federal en el segundo trimestre de 2014, que incluye deudas del Gobierno Federal, de organismos y empresas controladas y la de la Banca de Desarrollo, se ubicó en 37,3% del PIB.

La deuda interna como porcentaje del PIB representó 26% y en lo que se refiere a la deuda externa neta respecto al PIB, se situó en 11,3%.