“El programa estará vigente hasta que todos los proyectos se entreguen, es decir, no tienen un límite temporal fijo”, indica Rodrigo Madrazo, jefe de la Oficina Económica y Comercial de España.

Según él, estos programas forman parte del canje de deuda entre Ecuador y España: “hacemos que cumplan escrupulosamente con la normativa local y que se adapte a la política económicas del Gobierno Ecuatoriano”.

El funcionario señala que la Secretaría Nacional del Migrante (Senami) y el Gobierno español están trabajando de forma conjunta en tres proyectos. Entre ellos, la colaboración con la Red de Casa del Migrante para que la Senami preste sus servicios y asistencia a los ecuatorianos radicados en España.

Otro de los proyectos es el de Escuelas Cercanas. Este sistema permite que los hijos, familias y amigos de los migrantes puedan hablar con sus familiares que están en otros países. A esto, se suma el plan de ayuda a los familiares de los migrantes o a los migrantes retornados que tienen un proyecto empresarial, “les doblamos su capital para que lo puedan ejecutar, dentro del programa Red de Iniciativas Empresariales”.

Debido a que España está soportando una crisis económica y de desempleo, expresa Rodrigo Madrazo, su país tiene unas perspectivas negativas de crecimiento económico para el 2012, los empresarios “están haciendo prospección de mercados en el exterior por la escasez de venta en el mercado interno”.

Son pocas empresas que quedan en el sector público, por lo que “nosotros lo que hacemos es difundir y promover la presencia de empresas privadas españolas en el Ecuador”. Hay varias docenas y sus resultados han sido buenos porque en el 2011, tuvimos el record de intercambio comercial de US$1.000 millones”.

La empresa española tiene presencia en Ecuador en el sector de la tecnología y la comunicación, construcción de obra civil, agua potable y saneamiento; industrias energéticas, ingeniería y consultoría. “El buen crecimiento económico, el aumento del gasto público, la liquidez que hay en el mercado, son buenos factores de atracción para la exportación e inversión española”.