La aplicación de un nuevo “paquetazo” fiscal será usada por el gobierno para facilitar la suscripción de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), según lo expresó el coordinador del Foro Social de la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh), Mauricio Díaz.

“Creo que esta medida será aprobada por el Congreso Nacional en el transcurso del próximo mes -contra viento y marea- ya que el 4 de junio del presente año se tiene la visita del FMI al país”, indicó.

“Creemos, y esta no es la excepción, que cuando Honduras incumple un acuerdo con el FMI y empieza a negociar un nuevo convenio, existen condiciones previas que deben ser cumplidas para que el país tenga las posibilidades favorables a suscribir el convenio”, indicó.

Para el economista, la nueva reforma fiscal propiciará el encarecimiento en el precio de la energía eléctrica de mantenerse la redacción oficial de la Ley de Racionalización de Exoneraciones Fiscales y Control del Gasto Público para el Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

“La exoneración al cobro de los impuestos al bunker para la generación eléctrica tendría, además de un crecimiento en la factura eléctrica residencial, un impacto inflacionario”, expuso el analista.

En el Artículo 1 del proyecto de ley original tiene 25 incisos en donde se exponen los sectores locales y extranjeros que mantendrán su exención, exoneración o franquicia tributaria.

“Creo que debe existir un cronograma de la eliminación de las exoneraciones. Se debe presentar cuáles son las que deben mantenerse a favor del país y cuáles son las que no le convienen”, expresó.

Para Díaz, sería difícil que estas exoneraciones se eliminen de inmediato y todas a la vez. “No existiría la capacidad suficiente del sector gubernamental para ejercer este proceso, sin tener implicaciones desfavorables a la economía nacional”, dijo. Se mostró escéptico, también, que en un plazo estipulado en 90 días se eliminen la duplicidad de funciones en las instituciones estatales. “Creo que esto es más que un sueño, con el entendido de cómo es nuestra administración pública”, expresó.

Todas las iniciativas vinculadas con reformas tributarias indican que no hay claridad en la política fiscal que tiene el país. Además que es un instrumento para satisfacer en alguna medida la necesidad de efectivo requerido por el gobierno.

Sin embargo, no es una política fiscal que contribuya al mejoramiento o al crecimiento económico. “Se aprecia que existe toda la intención de resolver la crisis ascendente de gasto recurrente del gobierno, pero no se buscan las condiciones necesarias para beneficiar a la población en el menor plazo posible”, dijo.

El impacto. El presidente de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), Adolfo Facussé, expuso que al eliminarse las exoneraciones a la importación del bunker utilizadas por las plantas térmicas para generar electricidad, se encarecerá el costo de producción de las industrias. La ENEE no puede absorber un incremento de costos estimado en un 10% en la factura eléctrica.

También se analiza que en el nuevo “paquetazo” fiscal se eliminarán las exoneraciones a las empresas locales y se mantienen estos beneficios a favor de las firmas extranjeras.