El gobierno hondureño ha puesto en marcha una novedosa iniciativa para mejorar la gestión de la deuda interna.

Al 31 de diciembre de 2010 el saldo fue de 37.225.1 millones de lempiras (US$1.936 millones).

El “programa de permuta”, como se le conoce al esquema, busca el intercambio de bonos que vencen en el presente año por unos de mayor plazo.

El programa permite a los inversionistas seleccionar qué bonos y qué cantidad desean permutar.

En ese sentido, los primeros intercambios se realizaron de manera directa, pero los próximos se harán a través de una subasta pública, tal como se hace en la práctica internacional.

Recientemente se realizaron dos colocaciones directas o refinanciamiento 2011-2013, la primera a favor del RAP por un monto de 515,6 millones de lempiras, de los que 257,8 millones a un plazo de 1.826 días y a una tasa de interés de 11% y los restantes 257,8 millones a un plazo de 2.557 días y a una tasa de interés de 12,25%.

La segunda transacción fue a favor del Injupemp, por un monto de 2.220,8 millones de lempiras, a un plazo de 1.825 días y a una tasa de interés de 11%.

La meta es permutar un porcentaje de los vencimientos a fin de tener un perfil más largo y estable de la deuda interna.

Los inversionistas pueden intercambiar tasa fija por variable, así como corto plazo por largo plazo.

Otra parte de la deuda interna espera ser colocada en el mercado internacional, a partir del próximo año.