La misión técnica del Fondo Monetario Internacional ha comenzado a evaluar las cifras correspondientes al ejercicio fiscal 2010 en Honduras.

El informe, entregado por las autoridades de la Secretaría de Finanzas, revela que al 31 de diciembre del año pasado el total del gasto neto ascendió a 64.194,7 millones de lempiras (US$3.332 millones), menor que la meta acordada en el programa económico firmado con el FMI, que era de 65,363 millones.

Lo anterior demuestra que el nivel de ejecución fue de 98.2%, o sea 1.168.3 millones menos de lo proyectado.

La revisión del programa económico 2010-2012 está centrado en la evaluación de la situación de las finanzas públicas, principalmente en el impacto de las medidas aprobadas para contener el excesivo gasto corriente.

Comportamiento

Según el análisis de la Unidad de Planeamiento, Evaluación y Gestión de la Secretaría de Finanzas, el gasto neto aumentó en apenas 525,6 millones de lempiras en el período 2009-2010, al pasar de 63.669,1 a 64.194,7 millones. Para el titular de Finanzas, William Chong Wong, ese resultado está en el rango de lo negociado con el Fondo Monetario y se explica por las medidas adoptadas para contener el gasto.

El informe revela que el gasto corriente se incrementó en 2.271,3 millones de lempiras respecto a 2009, al pasar de 51.351,1 a 53.622,3 millones.

Lo anterior se justifica en el aumento experimentado por la partida de sueldos y salarios, al pasar de 29.938,4 a 31.896,8 millones de lempiras, equivalente a una alza de 1.958,4 millones.

Chong Wong dijo que la masa salarial ejecutada es inferior en 338,2 millones de lempiras a la meta programada, la que era de 32.235 millones. Por su parte, el gasto en bienes y servicios bajó de 8.235 a 7.380,7 millones. En cambio, los intereses de la deuda pasaron de 2.008.7 a 2.892 millones de lempiras, mientras que las transferencias aumentaron de 11,169 a 11,452.8 millones.

En el caso del gasto de capital y concesión se reportó una caída de 12,138 10,572.3 millones de lempiras, principalmente por la disminución de la inversión, la que pasó de 7,629.6 a 4,736.5 millones. Las transferencias reportaron una ligera caída, al bajar de 6,295 a 6,223.2 millones.

Masa salarial

De acuerdo con la Carta de Intenciones aprobada por el directorio del FMI el 1 de octubre de 2010, el éxito del programa económico se centra en la reducción sustancial y sostenible del déficit fiscal y en el mejoramiento de la composición del gasto público.

William Chong Wong, quien es el funcionario responsable de la política fiscal del gobierno de Porfirio Lobo Sosa, considera que las medidas adoptadas han brindado los resultados programados.

En ese sentido destaca la masa salarial, la que experimentó un aumento de 1,958.4 millones de lempiras derivado de los compromisos heredados con varias organizaciones gremiales, principalmente los docentes.

Entre 2008-2009 la partida de sueldos y salarios registró un incremento de 5,427.4 millones de lempiras, al pasar de 24,511 a 29,938.4 millones.

El rápido crecimiento que el gasto total de la administración central reportó en el período 2006-2009 estuvo influenciado por la masa salarial, sobre todo por el acuerdo que el gobierno de Manuel Zelaya Rosales firmó con los maestros, lo que le significó un impacto de 7,200 millones de lempiras para cubrir las cláusulas económicas.

El secretario de Finanzas subraya que en la medida en que se contenga la partida de sueldos y salarios del gobierno central se puede lograr el objetivo de estabilizar los gastos en el período 2011-2014.