El gobierno de Honduras deberá fijar en los próximos días el salario mínimo para el presente año, al fracasar las conversaciones tripartitas entre representantes del capital y el trabajo.

A casi dos meses y medio de haberse integrado la comisión tripartita entre las centrales obreras, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) y la Secretaría de Trabajo, las partes suscribieron este lunes el acta de cierre de las conversaciones y se declaró como fallido el referido proceso.

El director de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Mario Bustillo, indicó que se había llegado a un acuerdo del 98% con los obreros para determinar el salario mínimo del presente año, pero existió un desacuerdo irreconciliable al discutir el sueldo de subsistencia para unos 120.000 trabajadores de la industria maquiladora.

El Cohep ofreció un aumento salarial de un 7%. Según los empresarios, se les propuso a las centrales obreras que el sueldo de subsistencia para la maquila fuera fijado por el gobierno.