En 2010, la administración de Porfirio Lobo Sosa recibió US$456,9 millones y de enero a marzo del presente año se sumaron US$53,3 millones.

Las cifras citadas anteriormente son parte de un informe ejecutivo preparado por la Secretaría de Finanzas (Sefin) sobre el comportamiento de la deuda pública.

William Chong Wong, secretario de Finanzas, considera que el respaldo económico de los acreedores multilaterales y bilaterales ha sido clave para ejecutar el programa de gobierno.

Agregó que antes del 27 de enero de 2010, cuando asume el nuevo Presidente de la República, las relaciones con la comunidad financiera internacional estaban suspendidas, por lo que era una incógnita el apoyo que podían recibir de los organismos financieros.

El funcionario subraya que un factor que los Ofi tomaron en consideración del nuevo gobierno fue la preocupación por sanear las finanzas públicas a través de la aprobación de un programa fiscal para mejorar las recaudaciones y, por otro, las acciones para controlar el gasto corriente, compromisos que fueron cumplidos al cierre de 2010.

Desembolsos. El año anterior, los desembolsos sumaron US$456,9 millones, de los que US$199,2 millones de dólares se destinaron al sector monetario fiscal.

Asimismo, US$75,5 millones se orientaron al sector transporte, 55 millones de dólares al mejoramiento institucional, US$50,6 millones al multisectorial y US$34,5 millones al área de salud. Los restantes US$42,1 millones se distribuyeron a los sectores de energía, turismo, vivienda, comercio e industria, forestal, educación y agropecuario.

De enero a marzo de 2001 se han desembolsado 53.3 millones de dólares, de los que 45.4 millones fueron transferidos por los acreedores multilaterales, 2.2 millones por los organismos bilaterales y 5.6 millones por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para apoyar programas sectoriales, principalmente la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE).

Proyectos. El Programa Multisectorial de Emergencia Fortalecimiento Fiscal y Equidad Social del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) es el que registró mayores desembolsos durante 2010, con un monto de 100 millones de dólares, el cual tiene por objetivo proporcionar a la población de extrema pobreza los servicios de salud, alimentación y nutrición (Merienda Escolar), agua y saneamiento básico, generación de empleo, protección social (Bono 10 Mil) mediante actividades a ser ejecutadas a través de las distintas unidades ejecutoras de los proyectos sociales prioritarios que conforman el componente multisectorial.

Gobierno obtiene financiamiento para 40 proyectos. Infraestructura. La reanudación de las relaciones con los acreedores bilaterales y multilaterales de crédito le ha permitido al gobierno de Honduras agilizar las negociaciones con los organismos financieros para la contratación de nuevos préstamos.

En total, la cartera ha identificado 40 proyectos, los que requieren de un apoyo financiero por la suma de 900 millones de dólares, los que han sido gestionados con el BID, el Banco Mundial, el Banco Centroamericano, entre otros acreedores. Con el Banco Interamericano de Desarrollo, la administración de Porfirio Lobo ha contratado 412.3 millones de dólares, destacando los 135 millones para la modernización de Puerto Cortés.

Con el Banco Centroamericano se han obtenido 336 millones de dólares y con el Banco Mundial 146.1 millones, de acuerdo con la Secretaría de Finanzas.