Precaria: que no posee los medios o recursos suficientes. Así define esa palabra la Real Academia Española (RAE) y que figura la situación real que atraviesan las finanzas del gobierno central.

Fue William Chong Wong, secretario de Finanzas, quien expuso ayer en el Consejo de Ministro la insolvencia que reporta la Tesorería General de la República (TGR), lo que ha provocado que la administración de Porfirio Lobo Sosa no haya pagado el salario a los empleados y funcionarios públicos correspondiente al mes de septiembre.

Diversos sectores de la sociedad y organismos han venido recomendando que se contenga la masa salarial, ya que 80% de los ingresos tributarios se destinan al pago de sueldos y salarios.

El funcionario explicó que la recaudación de impuestos, sin precisar cifras del comportamiento de los ingresos de enero-agosto de 2010, no cubre los compromisos pendientes, especialmente el gasto corriente y, sobre todo, la masa salarial.

Bancarrota. La situación de las finanzas del gobierno central es tan crítica que el saldo en caja de la TGR apenas sumaba 200 millones de lempiras (US$10,3 millones) al 20 de septiembre de este año.

La Secretaría de Finanzas revisa cada lunes el flujo de los ingresos corrientes, especialmente las recaudaciones tributarias. Chong Wong dijo que esa ha sido la razón del por qué no se ha pagado el salario a los empleados públicos.

La administración central eroga alrededor de 1,850 millones de lempiras mensuales (US$96 millones) para cancelar la planilla. Diversos sectores de la sociedad y organismos como el Fondo Monetario Internacional han venido recomendando que se contenga la masa salarial, ya que 80% de los ingresos tributarios se destinan al pago de sueldos y salarios.

Chong Wong subrayó que "estamos en una situación precaria en lo que es recaudación fiscal, lo que estamos haciendo es utilizando fondos disponibles de otros lados y también viendo fondos que se manejan en algunas instituciones en el sector privado, en la banca privada, para poder disponer de ellos".

Dejó claro que el gobierno no tiene la capacidad financiera para atender todas las emergencias y por eso necesitan atender a las cuestiones más importantes.