Tegucigalpa. El gobierno de Honduras reducirá en un 10% el presupuesto de varias dependencias porque el Estado dejará de percibir unos 1.500 millones de lempiras (US$72,1 millones) a raíz de una reforma a una reciente medida de ajuste aprobada por el Parlamento, informó una fuente oficial.

Los ajustes al presupuesto, que asciende a 183.000 millones de lempiras (US$8.798 millones), obedecen a que 273 productos de la canasta básica no serán gravados con el 15%, impuesto que estaba previsto en la Ley de Ordenamiento de las Finanzas Públicas, Control de las Exoneraciones y Medidas Antievasión.

Así lo explicó a los periodistas el secretario de Desarrollo Económico, Alden Rivera, quien recordó que la suspensión del impuesto sobre ventas a los productos de la canasta básica favorece a la mayoría de los 8,5 millones de hondureños, de los que el 70% son pobres.

Rivera agregó que, por instrucciones del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, quien asumió el poder el 27 de enero pasado para el cuatrienio 2014-2018, se ha comenzado a revisar el presupuesto del presente año, lo que implicará ajustes en varias instituciones del Estado, con una reducción de alrededor del 10%.

La desgravación de los alimentos se produjo tras un acuerdo de gobernabilidad entre el Partido Nacional, en el poder, y el Liberal, segunda fuerza de la oposición en el Parlamento hondureño.

"Por la vía de revisión de presupuesto y de cortes vamos a tratar de subsanar una parte del problema", indicó Rivera, quien además resaltó que el Gobierno no sacrificará los proyectos en materia de salud, seguridad y educación que tiene en marcha porque son prioritarios a favor de la mayoría de los hondureños.

La Ley de Ordenamiento de las Finanzas Públicas, Control de las Exoneraciones y Medidas Antievasión fue aprobada por el Parlamento a finales de 2013 ante la crisis económica que atraviesa el país centroamericano, con una deuda interna y externa que globalmente superan los US$5.000 millones.